Redoblan las campanas

DSCN0049-RM-600

Las 5 de la madrugada. El joven matrimonio parte con sus dos pequeños hijos y un equipaje cargado de emociones hacia el aeropuerto. El abrazo previo con sus padres y hermanos es un lazo atado con nudo marinero. Todos contienen las lágrimas, a los niños se les cuenta un cuento, y una espera en la esperanza sostiene al resto.

Redoblan las campanas hoy , como aquéllas que un día comenzaron escuchar nuestros oídos como roncos sonidos de llanto, y que parecían proceder de lugares muy lejanos aunque sus espadañas se encontraran entre nosotros. Sonidos de múltiples engaños que intentaban amortiguar los verdaderos gritos de las gentes víctimas del mortífero virus del desempleo. Su indeseada propagación se extendió más rápido de lo previsto -¿o quizás no?- y se llevó por delante, en poco tiempo, a gran parte de la población activa sin diferenciar profesiones ni edades.
Las familias fueron asumiendo lo inasumible, las organizaciones solidarias también. ¿Y mientras tanto? Los políticos, politiquillos y adláteres a los suyo, anteayer, ayer, y hoy también: “Todo va mejor, ya estamos en el camino de la recuperación”. Está claro que cuando esto dicen se refieren a sus economías, o a la de aquéllos todopoderosos que negocian y especulan a costa de la ruina de los más débiles. Con sus oscuros negocios. Con la fuga de capitales. Con sus Sociedades que cuentan con el favor del Fisco, contribuyendo con mínimas cantidades al bien común de una población necesitada más que nunca de su desorbitados capitales.
Y al tiempo que las campanas comenzaron a incrementar su triste doblar también lo hicieron las campañas de concienciación sobre las bondades de la emigración, que como señuelos hacían llegar a todos los hogares mostrando lo bien que les iba a los españolitos repartidos por el mundo en sus trabajos y vidas. Posiblemente les costara encontrar voluntarios en todos aquéllos, que supongo mayoría, fracasaron en sus intentos de lograr El Dorado, esa idílica, lujosa y soñada vida.

“Señores, el paro ha descendido”. Y tienen razón quienes con tanta seriedad lo anuncian. Se fueron muchos de los inmigrantes. Nuestros universitarios transitan por oscuros abismos de un vacío desolador. Nuestros técnicos especialistas, nuestros investigadores, y cuantos a sus espaldas llevaban años de experiencia en sus trabajos, se han ido asentando en ese mapamundi en el que sus gobernantes están encantados de recibir porque no se han gastado ni una sola de sus monedas en su formación. Y directamente, van a producir.

Hoy, la angustia que reina en los hogares de nuestro país se ha incrementado con el llanto de las despedidas. Vergüenza para todos aquéllos que quieren convencer a su población de las bondades de ser tierra de emigrantes. Porque la mediocridad y la pobreza es la que le otorga tan “honorable título”
Isabel F. Bernaldo de Quirós

premio-dardos

Expreso mi enorme agradecimiento a Bremarila, que recibió el premio Dardos y que ha tenido la atención de mencionar mi blog entre sus favoritos. Tengo por costumbre no atenerme fielmente a las reglas que cada premio supone. La nominación de un determinado número de blogs me resulta muy difícil, máxime cuando no cuento con un largo listado de seguidores ni de blogs que sigo -el tiempo y mi vida discurriría entonces viajando por el gran entramado de la red literaria, pues son infinitas las propuestas que gozan de calidad. Mis disculpas por ello.

Pero sí recomiendo a todos los amigos de Apalabrando los días, o a los de Destino: La Naturaleza, que visiten el blog de Bremarila, sus sus “greguerías ilustradas” son aire fresco para una lectura rápida y reflexiva, así como la excelente conjunción  con las imágenes que la acompañan.  Os dejo la dirección de su blog:

http://bremarilaochoa.wordpress.com

Mis nominados y mi agradecimiento, no obstante, lo hago extensivo a todas aquéllas personas que me leen, que dejan constancia de que me han leído y opinado, e incluso a cuantos no dejan huella de su visita.

A todos mi cariño y un gran abrazo.

Y muy especialmente para ti, Bremarila.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

39 respuestas a Redoblan las campanas

  1. Una gran verdad la que nos cuentas, Isabel. Las campanas tañen sobre las cabezas de estos sinvergüenzas de políticos que nos gobiernan y como bien dices, mientras ellos engordan sus negocios, los españoles tenemos que emigrar en busca de trabajo y cobijo. Un beso, amiga.

    • Muchas gracias, amiga Julie ,por acompañarme también hoy en este sentimiento de duelo.
      Un beso con el acre aroma del mar que sueñas.

      • Queridas Julie e Isa, qué tristeza es leer que hasta en eso estamos hermanados como pueblos. México está en grave crisis y nuestros políticos sólo son voraces de poder y dinero. México es uno de los países donde cada 6 años sale una banda de millonarios (a cargo del erario nacional y de todo el pueblo). Se rompen maquiavélicamente todos los grupos de protesta y quienes se alzan públicamente en protesta son crucificados con mentiras y todo el peso del abuso. Por algo tantos mexicanos arriesgan la vida emigrando hacia EUA, porque aquí no hay nada, para nadie; y quienes no emigramos, estamos pendiendo de un hilo de sobrevivencia.

        Abrazobesos enormes y llenos de afecto para ambas.

        Texto impresionante, Isa, y en su dolor, nada exento de bella poesía.

        • Me alegra muchísimo el tenerte entre nosotros, Ernesto, gran poeta y amigo de sus amigos y de las causas justas. Me emociona y duele lo que está ocurriendo en nuestra tierra hermana y muy querida, México. Estoy al tanto de lo que allí sucede aunque, seguramente, lo que me lleguen sean ecos amortiguados de esa realidad que a los poderosos interesa ocultar. Te agradezco enormemente, por tanto, el boceto que nos has regalado con palabras que no ocultan verdades.
          Y te mando un abrazo-beso, con aires marineros, desde las orillas que bañan las aguas del Mediterráneo.

  2. madamebovary dijo:

    Se repiten las escenas que nos dijeron no volveríamos a ver: el desgarro de la salida, no por placer sino por supervivencia. Y los responsables, a lo suyo, a pavonearse, forrarse y corromperse, y hacer caer sobre nuestras cabezas los frutos de su incompetencia y venalidad.
    Gracias Isabel por esta sensibilidad con que agitas las campanas que deberían atronarles la cabeza.
    Besos.

  3. María dijo:

    Es como regresar a un pasado que pensábamos que no se volvería a ver. Lo triste es que ese agitar de campanas por muy atronadoras que sean, los politiquillos, como bien dices, no son capaces de escucharlas porque la sordera se ha instalado ya no solo en sus oídos, sino también en su corazón.
    Buenísima entrada, Isabel.
    Un abrazo muy fuerte…

  4. Maria F. dijo:

    En P.R. pasa lo mismo. Hay una emigración bastante notable, y se esta perdiendo much talento.

    • Muchísima gracias, María F., por darnos también fe de lo que está ocurriendo en Puerto Rico, como en tantísimos países del mundo. Estamos asistiendo a una debacle importante causada por tantísima corrupción, falta de ética, de valores, de decencia, de engaños. Y con la emigración no sólo se pierden talentos, sino que se destrozan familias.
      Un fuerte abrazo.

  5. Loretta Maio dijo:

    Doloroso; mucho que decir, mucho que sentir… Que Dios nos ayude.
    Abrazo enorme, querida Isabel.

  6. Hola Isabel, sé que no eres muy partidaria de los premios, sin embargo, te he nominado por tu creatividad y amor a la poesía. Me gusta tu trabajo. Te dejo el enlace por si gustas conocer los otros trabajos http://bremarilaochoa.wordpress.com/acerca-de/
    Saludos.

    • Querida Brenarila, ya veo que me conoces bien. Sólo un matiz, no es que no sea partidaria de los premios sería una ingrata con cuantos me nomináis a ellos o me concedéis. Con el primero que me concedieron me pilló con el “paso cambiado”, no tenía ni idea de que era aquello. Se lo agradecí a quien me lo concedió y seguí este camino, con todos los demás.
      Así que yo te pido disculpas si sigo sin cumplir las reglas que impone cada premio. Pero no dejaré nunca de agradecer públicamente esta concesión.
      Un abrazo muy fuerte.

      • Te entiendo Isabel; muchas veces las reglas son para romperlas. Un abrazo para ti también y agradezco infinitamente tus palabras.

        • Ya ves, Bremarila, que hoy he hecho bastante bien los “deberes”, que únicamente me ha faltado la selección de los nominados. He contado con un poquito de tiempo esta mañana,y como habrás podido apreciar, he añadido debajo del artículo de esta entrada el premio y algunas cosas más, entre ellas, por supuesto el dar la dirección de tu blog y recomendarlo encarecidamente.
          Gracias por tu comprensión.
          Un fuerte abrazo.

          • Hola Isabel… ya veo que dedicaste unas bellas líneas para mí, disculpa la tardanza, pensaba en cómo responderte y sigo pensándolo…Quiero agradecerte por tomarte la molestia de escribirme y difundirme…palabras no tengo, pero te dejo un abrazo y unas lágrimas de felicidad.

          • Recojo tu abrazo y felicidad encantada, pero no necesitas pedir disculpas, amiga, pues no tienes por qué pedirlas. Y también recojo esas palabras “mudas” que tanto dicen.
            Feliz domingo, Bremarila.

  7. Jose Carlos dijo:

    Me parece un excelente artículo con la agudeza y poesía que caracterizan a la autora.

  8. plumayluz dijo:

    Y esas campanas tañen un poco de tristeza, tañen con pena, quejarosas, con un halo de melancólica nostalgia. Son muy distintas a las que, alegremente, tañen en las fiestas y en las buenas nuevas, aún siendo el sonido del mismo metal con el que están hechas…
    ¡Buena entrada!
    Un abrazo.

    • Y a pesar de todo, en el mes de agosto…¡festivo por excelencia! seguramente se han podido escuchar el tañido alegre de las campanas en muchísimos lugares, y permitido a las gentes olvidarse por un tiempo de sus problemas.
      Gracias por tus ánimos.
      Un abrazo también para ti.

  9. Estupendo post que hace una fotografía de la realidad de nuestra sociedad con el problema del paro y el comportamiento indigno de algunos políticos y los todopoderosos.
    Un Fuerte Abrazo Isabel 🙂 .

  10. T.T. dijo:

    Te felicito, Isabel, por esta carta tan valiente y cuajada de verdades,¡ De tristes verdades! Estos políticos de turno , que llevan las riendas del poder en nuestro país,están destrozando a toda una generación de jóvenes universitarios ,forzándoles a salir de sus fronteras en busca de un trabajo digno que se corresponda con su formación. ¡ Verguenza debería de darles !
    Te envío un abrazo condescendiente.

  11. Popota dijo:

    Triste es tener que abandonar el lugar donde has nacido, pero más grave es que te expulsen y te echen fuera como si fueras un paquete de almacén, que es lo que hacen estos condenados políticos, banqueros y oligarcas. Y a parte de denunciarlo, deberíamos ser nosotros los que unidos los echáramos de sus poltronas, los encarcelarámos y les exigiéramos que devuelvan el dinero robado durante tantos siglos, porque estos ególatras ambiciosos ya vienen de atrás, con sus familias ricas robando y desangrando a los ciudadanos. Para ellos es muy bonito hacer de nuestros hijos unos pobretones emigrantes que trabajarán más por menos sueldo allá donde vayan pues, estos sinvergüenzas capitalistas, políticos y banqueros con este asunto de la emigración obtienen suntuosos beneficios. No tienen perdón. Cada semana conozco a alguna familia en la que sus hijos se tiene que largar por culpa de estos puñeteros corruptos sin escrúpulos. Como no nos espabilemos, acabaran con nosotros
    Una vez más te felicito, Isabel, por tu valiente denuncia a esta cuadrilla de usureros.
    Un fuerte abrazo

  12. Popota dijo:

    Ah, acabo de echar un vistazo al blog de Bremarila, me ha hecho sonreir: poético, bonito, ocurrente..en una palabra: artístico.

  13. bensa dijo:

    otra realidad magníficamente expuesta, Ojalá que el tañir y su replicar sensibilicen los oídos de los responsables de estas políticas que están cerrando las puertas que a las generaciones anteriores tanto costó abrir.
    Gracias por recordar la situación. Me sigue ilusionando pensar en un tiempo mejor.

  14. !Qué coraje y valentía, Isabel! Al menos que oigan la palabra, a ver si encuentran algún día la vergúenza y la honestidad perdidas.

    Un abrazo muy grande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s