¿Hasta cuándo matar en nombre de Dios?

KENIA blog-600-C

 

Resulta difícil mirar hacia otro lado que no sea el nuestro.

Resulta muy fácil felicitar las Pascuas o comentar las estupendas vacaciones que hemos pasado, o sonreír a la vida, a la buena vida que muchas personas gozamos.
Lo difícil es mirar hacia donde se producen las tragedias e involucrarnos con el dolor derivado de ellas. Y seguir viviendo, pero de otra manera.

2 de abril, Jueves Santo, jornada en el que mundo cristiano celebra el “Día del amor fraterno”. Se ora dentro y fuera de las iglesias, se acude a las procesiones con fe o sin ella. Mientras tanto, en Kenia, ahí al lado, no importa la cifra de kilómetros que nos separan, el fanatismo islámico de nuevo atenta contra la libertad de pensamiento, la libertad de decisión, la libertad de discernir. De nuevo atenta contra la Vida.
Su objetivo: terminar con cuantos profesen -o no- otro tipo de religión que no sea la musulmana, con sadismo y ensañamiento. Para llevar a cabo su macabra selección mandan recitar versículos del Corán. Da igual la edad, género, nacionalidad, o estatus social. Su fin: expandirse como la pólvora y teñir la Geografía humana de sangre inocente.

2 de abril: 147 universitarios fallecidos y 80 heridos, muchos de gravedad. De momento.

Estoy obviando, desde que comencé a escribir, citar nombres de líderes terroristas y de sus organizaciones. Los he mencionado otras veces, lo sé. Pero hoy, tengo la sensación de que si los nombro profano la vida de sus víctimas con una publicidad gratuita.

¿Hasta cuándo el ser humano va a matar en nombre de la religión, y lo que es peor, en nombre de sus deidades, en nombre de “su Dios”, para conquistar mentes, territorios y PODER?
La historia de los humanos es una noria que rueda ajena a la experiencia, es un abismo irracional que se repite. ¿Dónde reside la clave de este instinto primario y oscuro que conduce a la destrucción del propio ser? ¿De su destino de libertad? ¿De la vida para la que fue nacido?

Isabel F. B. de Quirós

Hoy, 8 de abril, el diario La Nueva España de Oviedo (Asturias) ha publicado este artículo en “Cartas a los lectores”. Mi agradecimiento por ello.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

42 respuestas a ¿Hasta cuándo matar en nombre de Dios?

  1. madamebovary dijo:

    Isabel, suscribo lo que dices. Sólo añadir que hay que mirar hacia adentro para someter al mal que anida en cada uno: hay que reconocer el mal precisamente para derrotarlo.
    Un abrazo muy fuerte, amiga.

  2. guiomar52 dijo:

    isabel, de acuerdo totalmente. Y sí mirarnos por dentro también. Ante la tragedia es frívolo decir que es buén artículo. Es bueno, sí. Pero mejor es que pones voz a los inocentes. Gracias por dedicar tu espacio en el blog para recordar la terrible matanza. ¿Hasta cuando el hombre seguirá matando? Hay golpes en la vida tan fuertes…(Vallejo)

  3. carmen dijo:

    Un abrazo Isa…………

  4. Rompen el corazón estas noticias, es verdad. Yo proclamo que !CRISTO VIVE!, porque confío en que por encima de este horror, debe vencer el AMOR, LA VIDA, y solo en Dios existe la esperanza, aunque no tengamos explicación ni comprendamos estas barbaridades.
    Un abrazo

  5. Es el instinto del doble animal humano… Y César Vallejo lo palpó en sus versos…
    “Son las caídas hondas de los Cristos del alma
    de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
    Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
    de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.”

    Contigo en tus palabras el dolor.

    • Son pocos; pero son…Abren zanjas oscuras
      en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
      Serán tal vez los potros de bárbaros atilas;
      o los heraldos negros que nos manda la muerte

      Querida Julie, te devuelvo tu hermoso saludo con los versos que preceden a los elegidos por ti. Magnífico poema “Los heraldos negros” que nunca me canso de leer.
      Muchas gracias amiga.
      Un gran abrazo.

  6. agarcia2012 dijo:

    Isabel, necesitamos un mundo nuevo. El que tenemos ya no sirve. Dejar los paradigmas antiguos que han guiado la historia y las civilizaciones hasta ahora y adentrarnos en nuestro propio conocimiento. Despojarnos de prejuicios. ¿Por qué aún funcionamos en base a redes de intereses y de poder? ¿Por qué permitimos tantas desigualdades? ¿Por qué sólo nos mueve lo inmediatamente cercano o lo que nos atañe directamente? Tengo gran confianza en que la neurociencia y la neurocultura, el entender las actividades humanas en base a cómo está configurado nuestro cerebro y cómo éste reacciona a los estímulos externos, pueda crear una nueva manera de comprender y organizar nuestras vidas. Un abrazo grande.

    • Llevas razón, necesitamos un mundo nuevo… y mira que tiene años el mundo y no ha habido manera de que en lo fundamental haya cambiado, en esa dualidad del bien y del mal que parece no poder despojarse de ella el ser humano. Haces una interesante exposición… Quizá algún día todo cambie, la neurociencia avanza lenta pero segura.
      Muchísimas gracias y un abrazo.

  7. Corinne dijo:

    Hasta que todos dejemos de cerrar los puños y solo sepamos abrir las manos…

  8. Maria F. dijo:

    Ojala esto pare Isabel, por el bien de todos.

  9. Veronica dijo:

    Me estremezco de dolor. ¿Aprenderemos? La tolerancia parece una asignatura pendiente…
    Un abrazo desgarrado.

  10. cristinafra dijo:

    Hasta cuando este sin sentido, quieren llegar al dominio total a través del miedo y el totalitarismo
    Muy buen articulo, nos preocupamos de cosas banales y miramos hacia otro lado, cuando creemos que no nos afecta.
    Un gran abrazo Isabel.

  11. Quizá sea instinto de supervivencia emocional, Cristina, no obstante, debemos de aprender a encarar los miedos.
    Disfruta de esta semana que hoy comienza. Muchos besos.

  12. gelinos dijo:

    … Mientras estos acontecimientos y otros diariamente suceden, en las iglesias, al menos las que me conciernen, se omiten los comentarios para continuar ” mirándonos ” en el ombligo. Lo de la Globalidad es para los que vivimos derrochando lo que con sangre, sudor y lágrimas, arrancan de las entrañas de la tierra todo lo que nos sobra y arrojamos a la basura

  13. A veces uno se pregunta si los humanos tenemos solución, si van a poder más nuestros malos instintos, nuestros instintos asesinos, que la bondad y la solidaridad y a veces sólo a veces uno no encuentra respuesta adecuada.
    Un Abrazo Isabel 😦 .

  14. María dijo:

    Crees que alguna vez aprenderemos, Isabel? Creo que tenemos que mirar en el interior de cada uno de nosotros para intentar controlar esa parte oscura que, en muchos, se proyecta hacia afuera en forma de violencia extrema.
    Es terrible y no podemos cerrar los ojos ante tanto dolor!
    Un abrazo muy fuerte, querida…

  15. Borgeano dijo:

    La respuesta a tu pregunta, Isabel, es tan brutal como antigua: El hombre seguirá matando en el nombre de Dios mientras existan las religiones. Sé que es un tema extenso y complejo y que estoy siendo terminante con mi expresión; pero no hay otra solución. Si vemos la historia de la humanidad vemos, también, que las religiones siempre han sido para justificar las más grandes matanzas (sé, también que no es la única culpable o responsable, no soy ciego; pero al menos las otras razones que se han esgrimido no lo han hecho en el nombre del amor y de la paz o bajo el mandato de un dios perfecto y que nos ama –supuestamente– a todos por igual). He sostenido varias discusiones al respecto y últimamente ni siquiera argumentan, sólo se escudan tras un “no son todos” y cuestiones laterales similares.
    Me disculpo de antemano por cualquier molestia que pueda provocar con mi comentario; pero temas como éste me enervan y sacan de mí, tal vez, lo más intransigente.

    Un abrazo y a seguir luchando, desde la trinchera que sea, contra el fanatismo en cualquiera de sus formas.

  16. Rosa Ave Fenix dijo:

    No quisiera ser negativa… pero desde que se “inventaron” las religiones, sean las que sean, siempre se ha matado en nombre de “ese dios” que es el verdadero …. yo no lo veré, si es que alguna vez llega el final de estas matanzas. No puedo añadir más despues de todo lo que aqui se ha escrito y de todos los horrores.

  17. Ufff… Isabel…
    Hay cosas que son imposibles de entender… 😦
    ¿Ser humano o “ser humano”?
    Besicos guapa 😉

  18. Popota dijo:

    Terrible, ¿qué más puedo añadir a lo expuesto por ti y compañeros? Los ambiciosos de poder y dinero mueven montañas, siembran la ruina y pintan de sangre (como muy bien dices) la Tierra y para ello se valen de Dios, del miedo y el terror, generando guerras y dolor. Comparto también lo que expone Borgiano, las religiones ( con sus religiosos) tienen mucho que ver en ello.
    Luchar contra esos monstruos ambiciosos hasta derribarlos es lo que podemos hacer.

    • Echaba de menos esa fuerza interior tuya que se revela contra la injusticia y a la que diste reposo entre amores de madre y la tierrina; reposo necesario porque es entonces cuando uno vive la calma y se cree que la paz existe.
      Gracias por tus palabras, amiga.
      Un abrazo muy fuerte.

  19. Juan dijo:

    Excelente y comprometido artículo. Gracias, Isabel.

  20. Maria F. dijo:

    No debe ser nunca; que poco crecimiento espiritual ligado a la ignorancia y a la doctrina.

  21. Amy dijo:

    So well said, Isabel. Sobbing…

  22. Their cry is our cry.
    Thank you very much, Amy.

  23. Anónimo dijo:

    Los medios tecnológicos actuales nos permiten tener noticia de los eventos en cualquier longitud-latitud de nuestro globo sin que medie mas d un minuto. De lo que solo hace 25 años tardaba 24h. Y más de 6 meses hace 5 Siglos. Y para ello han ocurrido eventos de unos contra otros tan cruentos como lo que nos ofrece la tv. unas imágenes que también nos ofrecen la presencia del cuarto mundo en lugares próximos a nuestros hogares. Solo queda la esperanza de que ofrezcamos a quienes nos rodean, nuestro próximo-prójimo, todo lo que deseamos, justicia y dignidad, a favor de tantos indigentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s