EL Café Comercial: Muerte súbita

Fotografía de My little blog; modificada de la original.

Fotografía de My little blog; modificada de la original.

Decir adiós a alguien o algo querido cuando se sabe que ese adiós es un hasta nunca tiene siempre matices de dolor, de nostalgia, de impotencia.
Ayer, como una tormenta de verano, se desató la fatal noticia: el emblemático Café Comercial de Madrid amaneció con las puertas cerradas y un papelito, que a modo de esquela, anunciaba su final, su muerte. Su muerte súbita.

128 años de historia propia y de miles de historias de cuantos a lo largo de generaciones pasaron por allí para degustar sus productos, especialmente su famoso chocolate con churros. Pero el Café Comercial es mucho más que una cafetería, es y ha sido lugar de importantísimas tertulias literarias, de encuentros de cineastas, actores, pintores, músicos, etc. El Arte siempre ha tenido un lugar reservado en el Café Comercial, entre maderas nobles, mesas de mármol y grandes espejos soñadores.

Desde hace unos años el poeta y editor Pablo Méndez creó el “Rincón de Don Antonio” como homenaje a Antonio Machado –uno de los grandes tertulianos del Comercial- para presentar cada semana un libro de poesía, tanto de poetas consagrados como de poetas noveles, como en mi caso. En la planta de arriba.

Mis sentidos aún conservan el aroma de emoción, el sabor musical de los versos, la calidez de los abrazos amistosos, la pasión del éxito, que pude vivir el pasado 3 de julio en “Rincón de don Antonio” con motivo de la celebración del Festival de Vitruvio de poesía (2014-2015). Muchas gracias Pablo, por cuanto has hecho por dar vida a la poesía y a los poetas. EL “Rincón de don Antonio” seguirá adelante aún sin el Café Comercial.

Gracias también al Café Comercial que yo conocí y a sus trabajadores, hoy conmocionados por la inesperada noticia que les ha dejado en el más absoluto desamparo.

Y a quienes han tenido ocasión de no dejar morir a este emblemático Café, el más antiguo de Madrid, no incluyéndolo en el censo municipal de patrimonio cultural: mi rabia, incomprensión e impotencia.

Isabel F. B. de Quirós

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

34 respuestas a EL Café Comercial: Muerte súbita

  1. madamebovary dijo:

    También he escrito algo sobre El Comercial, pero antes de publicarlo me he pasado por tu sitio con la seguridad de ver tu homenaje. En fin, otro cierre, pero que no se apaguen las voces.
    Un fuerte abrazo, amiga.

  2. Querida Isabel, es una desgracia, una más. Lo que tiene realmente valor va desapareciendo porque a los que deciden no les importa. El Café Comercial es una joya llena de recuerdos que podría ser el museo de las emociones de Madrid y más allá. Ahora será otra joya desaparecida, como tantas otras. Pasaremos por la plaza y en su lugar veremos un Burger King o un Starbucks y nos tranquilizaremos pensando en las futuras maravillosas tertulias creadoras de magia y saber que se darán en esos lugares tan propicios para la cultura, y estarán abarrotados de gente de la farándula, ¡Ja, que tranquilidad! Yo estoy de luto. Un abrazo.

  3. Una nación de completos borregos a la que nada importa y menos que nada importa la cultura. ¡Qué triste! Tantos lugares emblemáticos que desaparecen (también en Barcelona) para dar paso a cadenas que ofrecen espacios sin alma. Ya no importa viajar y ver otras realidades, porque en todos los lugares, como dice EVE, se encuentran las mismas cadenas,

  4. Rosa Ave Fénix dijo:

    No comprendo como hay personas tan inútiles -no me extrañaría que entre ellos hubirese algún políticucho sólo para llenarse el bolsillo- que les importe un comino que esos lugares desaparezcan. No he estado, que pena… y tal como dices…una muerte súbita que hay que lamentar.

  5. Una noticia nefasta. Yo viví al lado, calle Fuencarral, Glorieta de Bilbao… !Cuántos recuerdos en el Café Comercial! Se lleva muchos cafés, muchas sonrisas, muchos versos, muchos encuentros y momentos vividos con amigos… Es una triste noticia, Isabel y sí, me uno a tu homenaje. Sé que ya nada volverá a ser lo mismo, cuando se rompe la cultura los recuerdos se esconden, se asustan… Un beso muy fuerte, amiga.

  6. Juliaber dijo:

    Tenía la esperanza de que en un último momento alguien reaccionara y y dijera “basta ya de tantos atropellos culturales”, pero no ha sido así. Siempre lo he visitado en mis escapadas a Madrid.

  7. María dijo:

    Son unas noticias tan cotidianas que sólo puedes sentir tristeza. En todas las ciudades desaparecen sitios que deberían ser recuperados y que por desidia o abandono, son sustituidos por lugares nuevos y novedosos que jamás alcanzarán a tener la esencia de lo que nos dejaron los antiguos.
    Un bonito homenaje, querida Isabel!
    Abrazos más que fuertes…

  8. Muchas gracias, amiga, por tus palabras.
    Mi segundo poemario tenía fecha para ser presentado allí, se siente huérfano antes de nacer. ¡Cuanta nostalgia! Y cuanta rabia e impotencia.
    Que pases un buen verano.
    Besos!.

  9. Me he permitido nominarte para que con tu buen hacer en la escritura nos sorprendas una vez más. Espero tu participación. Gracias

  10. Popota dijo:

    Yo no lo conocía, pero había oído hablar de él como un lugar de punto de encuentro hacia la cultura. Una pena. Me temo que ahí montarán un hotelazo, un banco, una empresa de seguros, salud, Burger o .cualquier otra porquería de esas basadas en el consumo y el engaño, en el usar y tirar y vuelva a empezar hasta empobrecerte o reventar.
    Invertir en cultura es peligroso para el sistema capitalista y sus empresarios fuertemente capitalizados. ¡Qué país, Dios mío! ¿Acabarán convirtiendo a España en un Casino ? ¿O en un burdel sureño Mediterráneo?
    Un abrazo, Isabel, por este homaje tan bueno.

  11. Lo siento contigo y con todos los que aman la cultura. Todavía me parece sentir tus palabras emocionadas en el rincón de Don Antonio cuando presentaste “Al son de las mareas”. Me pilla totalmente a contrapié la noticia del cierre, que nunca hubiera imaginado.

    Un fuerte abrazo, Isabel.

  12. Como bien indicaste en mi blog, coincidimos en la tristeza y la repulsa. Un abrazo.

  13. Maria F. dijo:

    Siento mucho esta perdida social y cultural Isabel, pero tus hermosas palabras reviven esta tradición cotidiana universal, diría yo pues.

  14. bensa dijo:

    Otro poco de historia que se va. Nos vamos quedando sin estos lugares que para muchos suponen algo mas que la simple presencia. También ocurre con pequeñas ermitas, estaciones de ferrocarril etc. Ya no son de hoy y algunos no quieren ni su recuerdo. Por otro lado tendríamos que saber las razones que han llevado a sus propietarios a esta decisión.
    Pero como tú y otros muchos siento tristeza y me queda la nostalgia de los momentos y las personas que compartieron contigo esos ratos de felicidad literaria.
    La muerte súbita es lo que tiene no da lugar a reacciones.
    Un beso

  15. Parece mentira que joyas así se dejen desaparecer.
    Un abrazo Isabel 😦 .

  16. escribano13 dijo:

    Poetas del mundo abramos nuestro propio espacio donde el dinero solo sea un mal recuerdo del vulgar presente. hagamos la guerra a los indeseables ovejunos. ¿Como se hace esto? muy fácil, compartamos lo nuestro con los nuestros, ¿donde? en cualquier lugar donde el amor se esconde, ¿por qué se esconde? porque la mediocridad es criptonita para la gente que por dentro es realmente Bonita. Gracias una vez más Isabel

  17. Ufff… Que tristes son las despedidas…
    Sobre despedirse de un lugar tan hermoso, emblemático y con tanto carisma.
    Besicos guapa 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s