Una casa en medio del bosque

Acuarela de Carmen Fernández Bernaldo de Quirós

Pintura de Carmen Fernández Bernaldo de Quirós

Érase una vez una hermosa casa nacida en medio de un claro del bosque en el que primaban robles, acebos y castaños en las alturas, y grandes helechos, brezos y zarzas en el sotobosque.
De su chimenea pregonera salía siempre un humo animoso con olor a piña, a leña, a hogar. Su cocina se mantenía activa desde el amanecer y la calidez de sus brasas dormitaba la noche.
Vacas, gallinas, huertos y frutales constituían un importante sustento para la familia. Las gallinas contaban con un coqueto gallinero provisto de tres pisos para su descanso o lo que hubiere menester. Durante el día sus puertas se abrían para que pudieran corretear y hurgar en el suelo buscando gusanos y otros bichejos, pero hacia el mediodía, alguien de la casa salía a su encuentro y las llamaba, casi cantando, con un repetido “pitas, pitas, pitas….”, y todas se acercaban al maíz como si fueran pepitas de oro.
Los raposos, siempre vigilantes, merodeaban inquietos desde la atardecida y amparados en la oscuridad dejaban el rastro de sus hazañas para disgusto del gallinero.

En la cuadra, y compartiendo espacio con las vacas rubias y pintas, había una pareja de bueyes muy campechanos, trabajadores y obedientes, que se dejaban vestir el yugo y el carro o la carreña de la que iban a tirar. El burro era otra cosa, y aunque presumía de mirada bonachona, era un poco traicionero porque en cuanto sentía las albardas sobre sus lomos, se movía inquieto y no paraba de cocear.

La siega de los prados era asunto comunitario y requería los mejores días de canícula. Se utilizaban guadañas que más que cortar la hierba parecía que la acariciaban; después, la hierba se oreaba y esparcía por los prados con garabatos y horcas de madera, y una vez seca, se colocaba y prensaba en varales hasta que se esmeisaba (sacar con el esmeisón o gabitu la hierba).

Alejados de todo visitante indeseado, la fruta y los productos recogidos de la huerta se guardaban en el hórreo, extendidos según convenía a cada cual, y en el corredor, colgando como alegres guirnaldas, se disponían las mazorcas de maíz trenzadas. Y arropados por sus cuatro pilares dormitaban la leña, el carro y la carreña.
Érase una vez, hace muchos años…
Érase una vez, hoy.

Isabel F. Bernaldo de Quirós

dscf0526m-700

Acuarela. Carmen Fernández Bernaldo de Quirós

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

49 respuestas a Una casa en medio del bosque

  1. Marieta dijo:

    Preciosas acuarelas y precioso relato. Me acabas de transportar a mi niñez, cuando pasaba los veranos enteros en la casa de mis abuelos, en una aldea pequeñita de Lugo, rodeada de animales. Yo era precisamente esa niña a la que le encantaba alimentar a las gallinas y llevar a las vacas a pastar al prado. Gracias Isabel 😊😘

  2. Esta faceta suya no la conocía. Sus seguidoras/res somos unos afortunados.
    Gracias

  3. Javi-k dijo:

    La acuarela es una preciosidad, Isabel. Y el texto me entristece un poco por lo ajena que a muchos como a mí nos es esta vida dedicada a la tierra y los animales. No obstante, es una maravilla.

    Un fuerte abrazo y muchas gracias por compartirlo.

    • Pues no te entristezcas, Javi, porque fíjate como acaba el relato que para mi recuerdo es un cuento…”érase una vez hoy”. Cualquier día, en cualquier rinconcito rural, puedes vivir el encanto de esta vida, aunque con cambios “evolutivos”, como es lógico.
      Muchas gracias por compartir tu opinión con nosotros. Un fuerte abrazo también parati.

  4. !Qué bonito! Como de otro tiempo, como de otro mundo.
    Un abrazo

  5. CONSUE dijo:

    Isabel me transportado a mi infancia y lo he pasado genial leyendo el relato.
    Da la sensación de estar allí y sentir todas las cosas que tan bien trasmites y me parecía como si estuviera en la mesa de camilla, escuchando un precioso cuento con mis hermanos, que mi madre nos contaba en las tardes de invierno.
    Las acuarelas preciosas de tu hermana Carmen que ponen la guinda a una Casa en medio del bosque

  6. Hermosas pinturas que adornan tu texto. Y también me hiciste recordar tantas cosas que hemos perdido en cuestión de cuarenta, cincuenta años… Y ese magnífico vocabulario, palabras que ya no se usan y han significado tanto para nosotros. Hermoso cuento que es historia, historia que ya es cuento en nuestras vivencias. Gracias Isabel por esta deliciosa entrada que he disfrutado mucho y tanto que me has hecho recordar. Un fuerte abrazo.

    • Espero que algún día podamos disfrutar de ese libro tuyo -que aún no ha visto la luz y que es una auténtica joya- donde describes magistralmente la vida rural de la que fuiste parte y testigo.
      Muchos de mis recuerdos en prosa los he escrito a modo de cuentos y todos comienzan con “Érase una vez”.
      Sé que has disfrutado de esta entrada, querida Julie, y agradezco tu comentario.
      Mi cariño y el deseo de que tengas un estupendo día.

  7. María dijo:

    Tus pinturas ¡tan bellas! nos devuelven a esos paisajes que, por desgracia, pertenecen a otro mundo a otro tiempo.
    Precioso lo que has escrito, querida Isabel.
    Besazos de miércoles anochecido.

    • Muchas gracias María por tu comentario. La casa y el paisaje son del ayer y del hoy, por fortuna, no así la vida. Pero por suerte, si buscas encuentras resquicios de aldeas que conservan mucho de este ayer generalizado.
      Besos para ti también de mañanita de otoño.

  8. Un deleite para la pupila tan chulas acuarelas que resaltan la dulce nostalgia de tu cuento, Isabel. Nos has regalado una publicación exquisita, amiga. Grande y caluroso abrazobeso.

  9. Es fantástico que sin contar nada trascendente, sin mostrarnos las pinturas grandes escenarios, la fusión de ambas de como resultado una composición tan bella y conmovedora.
    En ocasiones, en lo cotidiano se esconde tanta belleza que solo somos capaces de verla cuando nos la muestran los artistas. Gracias a ti y a tu hermana por acercarla hasta nosotros.

    • Mil gracias, querida amiga por tus amables y generosas palabras. Y espero que me disculpes, pero disiento en… “sin contar nada trascendente” ¿cómo no va a ser trascendente la vida rural que se vivía y que en algunos lugares aún se vive hoy? Y también disiento, quizá por mi amor al lugar que expresa la primera pintura y a la naturaleza, que el escenario no puede ser más grandioso.
      Espero que me comprendas. Un gran abrazo y feliz día.

  10. Lord Alce dijo:

    ¡Ah! La idílica visión de los paisajes rurales, plagados de plácida tranquilidad y confortable rutina…

  11. Juliaber dijo:

    Tiempos lejanos…y solidarios pues entre las gentes se ayudaban en las distintas faenas del campo. Se han perdido tantas cosas! Qué pena que no haya más ayudas para que la gente se quede en los pueblos ! Me desasosiega ver tantos pueblos sin gente y los tierras abandonadas. .
    Acuarelas acordes con tu retrato, que, como siempre, nos invita a la reflexión. Un abrazo

  12. Bellas acuarelas y una preciosa historia que habla de un mundo perdido, ya casi olvidado, y del que quedan solo los buenos recuerdos. Como siempre historias que invitan a reflexionar.
    Un abrazo.

    • Así es, Charly, salvo excepciones de pequeñas propiedades que siguen en activo (hablo de mi tierra), el campo se ha dejado en abandono, de ahí ese toque nostálgico y, especialmente, cuando todo eso se ha vivido con la mirada de la infancia.
      Moltes gràcies i una forta abraçada.
      Muches gracies y un fuerte abrazu.

  13. malyloup dijo:

    “il était une fois, il y a longtemps
    il était une fois, aujourd’hui”….c’est bien ça, la traduction de la fin du texte, isabel?

    une histoire comme je les aime et qui me rappelle mon enfance 🙂
    et bravo aussi à ta sœur pour les tableaux!

  14. plumayluz dijo:

    Un sitio ideal para hacer un retiro, Isabel. Para descansar, leer, escribir, pensar…

    Un abrazo.

  15. bensa dijo:

    ¡Hermoso cuento, hermosa realidad!. Aún quedan rincones en los que se repite la vida de un pasado reciente. Las pinturas, que son muy bonitas, endulzan la dura vida del campo pero tu cuento hace descansar la mente, disfrutar el paisaje.
    Un beso

  16. Tienes una increíble y bonita manera de describir, tanto que parece que estás en ese lugar.

  17. guiomar52 dijo:

    Un cuento circular precioso. La acuarela y pintura de Carmen muy inspiradoras.

  18. Juan dijo:

    Me ha gustado mucho esta manera de relatar a modo de cuento lo que son hechos reales.
    Muy buenas ilustraciones acompañando el texto.
    Gracias y saludos cordiales.

  19. gelinos dijo:

    Tu descripción nos hace revivir aquellos tiempos en los que podíamos disfrutar más, el contacto con la naturaleza y de la cercanía de las gentes sencillas y “sabias” de los pueblos.- Acuarelas preciosas. Un abrazo

  20. Jacintº dijo:

    Me has llenado de nostalgia con este maravilloso cuento…. y estas pinturas? de quien son? Carmen?

    • Te has llenado de nostalgia, Jacinto, porque has vivido, posiblemente, una realidad semejante a la que relato a modo de cuento y que tuve la suerte de vivirla.
      Por otro lado, Carmen es hermana mía, bióloga como yo, que dibuja y pinta desde que tengo uso de razón. Es otra de las nuestras, le acompaña siempre la cámara de fotos, y siempre, siempre (esto no lo hago yo) su caja de pinturas y su caballete. Pinta del natural, nunca de fotos, y le da igual la técnica de pintura. Yo creo que pinta hasta durmiendo.
      Por otro lado es una gran experta -un genio- haciendo miniaturas. La pintura de “La casa del bosque” es una ampliación de una pared pintada de una cocina antigua de una casa asturiana… Ha participado en Madrid y en Oviedo en exposiciones de miniaturas. Bueno, me estoy alargando pero es que como a ella no le gusta promocionarse lo hago yo con mucho orgullo.
      Gracias por interesarte por ella.
      Gracias por dejarnos tu tarjeta de visita.
      Un fuerte abrazo.

  21. Va a ser duro salir a la calle de esta ciudad tan caótica, después de esta hermosa descripción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s