DERRUMBE

Tengo ante mí

la casa de una pequeña aldea

que exhibe las secuelas de su derrumbe.

Late el corazón de lo que fue salita de estar:

Un armario aparador con sus puertas heridas,

una pareja de sillones que espera,

un viejo baúl,

y el esqueleto de una mesa camilla

que mira con sus cuencas vacías al precipicio.

Entre una maraña de escombros y descalabros,

sobrevive la cama del dormitorio principal,

casi escondida, pudorosa,

con su cabecero de madera noble

y un brocado

por cuyo orificio asoma el viejo interruptor.

Tras una puerta asustada,

unos escalones

dirigen sus pasos sin saber a dónde.

Me conmueve lo que sobrevive,

me conmueve

porque es voz de la vida que no retorna,

de la muerte que se intuye.

De mi libro “En la línea que dibuja el instante” (Ed.. Vitruvio)

https://nuevoateneoonline.com/collections/all?page=4

https://www.amazon.es/En-l%C3%ADnea-que…/dp/8412360532/

Esta entrada fue publicada en poesía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a DERRUMBE

  1. Me has recordado cualquier catástrofe de las muy recientes que asolan nuestro mundo. Una vida que no retorna y moradores que huyen, o sufren o mueren. Un relato precioso. Gracias por compartirlo. Un abrazo.

  2. mercedesbborja dijo:

    Descripción poética tremenda
    Abrazos segovianos

  3. Anónimo dijo:

    “Me conmueve lo que sobrevive.” P R E C I O S O VERSO

  4. Un poema que conmueve porque es un conmover a lo que sobrevive. Bellos versos Isabel. Un gran abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s