A Cloe

A Cloe

Ella sigue levitando
en su aparente silencio intrauterino.
Saborea su dedo pulgar de la mano derecha.
Se siente a salvo.
Escucha los latidos de su madre,
le entusiasman sus caricias
y los secretos que le susurra
cuando sabe que son una en dos.

Ella intuye que no le queda mucho.

¿Qué sentirá cuando llegue
entre tantas luces y sonidos extraños
que se expanden
en un aire que no puede respirar?
¿Qué pensará?

Sólo cuando repose piel con piel
en el regazo de su madre y
vuelva a escuchar los susurros
los latidos del corazón, y sentir
la calidez
la ternura
El amor.
Sólo entonces
volverá a levitar, plácida.
Y sólo entonces,se sentirá segura.

Mientras tanto, ella espera.

Isabel Fernández Bernaldo de Quirós

Gustaf Klimt

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | 22 comentarios

Vidas que fueron

En el entresuelo de una pared de mármol gris
-lujo delator de una entidad bancaria-
hay excavados dos nichos contiguos
como si fueran féretros ilustres
de una fachada de claustro
o capilla de catedral.

Cada nicho  alberga vidas
que también fueron ilustres
y que hoy son humildes sombras,
invisibles sombras
ante los ojos de quienes fingen
no saber de pobrezas ni de fracasos.
Un edredón doblado, mullido colchón.
Una desvencijada mochila,
almohada y tenencias que proteger.
Una manta de cuadros desvaídos,
abrigo de noches eternas
y esbozo esquivo de insolencias.

Son vecinos.
Comparten pared
equipo de fútbol
horizonte sin futuro
tetrabriks
desamparo
incomprensión.

Son amigos.
Se dan las buenas noches.
Se desean un buen día.
Ayer tuvieron casa, mujer y trabajo.
Hoy, nada. Ni sueños.
Se extinguen.
Solos.
En sus nichos.

Isabel F. Bernaldo de Quirós (“Vidas que fueron” es un poema de mi libro “Las farolas caminan la calle, Ediciones Vitruvio, 2017)

El artículo titulado “Aporofobia, en síntesis” que hoy publicó en su blog Borgeano ha sido el detonante que me ha llevado a publicar “Vidas que fueron”, poema que en su día escribí desde el sentimiento de comprensión y solidaridad hacia todas aquéllas personas que por diversos motivos han hecho de la calle su “hogar”.
Os dejo el enlace que os llevará directamente al magnífico artículo antes mencionado: https://borgeano.wordpress.com/2017/12/11/aporofobia-en-sintesis/

Catedral_Vieja_de_Salamanca_500

Catedral Vieja de Salamanca (Wikipedia)

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , | 21 comentarios

Mi tierra

Diciembre estrena frío
y el viento blanco del invierno.

Sumida en la luz gris de la memoria
y a la lumbre de mis querencias,
escucho tu canto, Asturias,
tonada de amor,
ecos de gaita en llanto.

Galana y pequeñina
-como la Virgen que te ampara-
todo mi espacio tiembla
cuando te siento
tierra de savia verde,
en la distancia.

Mi tierra

 

Isabel F. Bernaldo de Quirós

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | 35 comentarios

“Equilibrio”

Mi agradecimiento a María José Mattus y a Jesús de Castro, responsables de la magnífica revista literaria Aquarellen por publicar esta hermosa tarjeta con mi poema “Equilibrio”  en su muro de facebook, del que os dejo el enlace:
https://www.facebook.com/search/top/?q=aquarellen%20literatura

Os dejo también el enlace de su blog por si queréis disfrutar de sus publicaciones. Podéis además descargar sus revistas.  Merecen la pena. (https://aquarellenliteratura.blogspot.com.es).

“Equilibrio” es un poema de mi libro “Las farolas caminan la calle”, Ediciones Vitruvio, 2017.

Isabel F. Bernaldo de Quirós

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | 14 comentarios

Un abismo en el tiempo

Sé que la muerte es un nacer desnudo,
un camino frío sin retorno,
un horizonte en las tinieblas,
un final inexorable.
Sé que es lecho de lo eterno.

Sé de su gusto por la danza macabra,
de su afición por el juego de ajedrez.
De los destinos que tejen dioses y Parcas,
y de creencias que habitan en el terror.
Sé de su nombre innombrable.

Sé de lamentos que llegan tarde,
de hipocresías,
de rituales y responsos.
De flores que se escatiman en vida,
y en cambio,
se regalan a quien ya es cadaver.

Sé que es visita no deseada,
si bien hay siempre quien la espera en el rellano.
Sé de soledades.
De silencios que hablan.
De amores en desamparo.

Sé que cede paso a nuevos seres
y que completa un ciclo de vida.
Que la materia se transforma.
Que quien no nace, no muere.
Sé que la muerte es un abismo en el tiempo.

Isabel F. Bernaldo de Quirós (De mi poemario “Al son de las mareas”, ediciones Vitruvio, 2014).

En recuerdo de mi queridísimo y fiel amigo Manolo V. , fallecido en el día de ayer. 
También sé, amigo, que “El Amor es la esencia de lo eterno”. D.E.P.

En el mes de junio le dediqué una entrada que podéis recordar: https://apalabrandolosdias.wordpress.com/2017/06/09/a-manolo-v/

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | 36 comentarios

Todos necesitamos

Todos necesitamos

Todos necesitamos de un rumbo
y de alguien o algo que nos lo marque.
Y de un destino, que como meta,
no sea el infinito.

Y de un aire por el que puedan viajar
nuestros sonidos
cuando en lugar de un trinar de aves
sean llantos o quejidos.

Y de un mar por el que navegar
que esté dispuesto a salvar naves perdidas,
de mecerlas con sus olas
y de sellar con sus sales
las heridas.
Y de un viento favorable
que las lleve hasta un puerto tranquilo,
con un fondo
en el que fijar su ancla
y un noray
donde amarrar seguros.
Y de una tierra en la que caminar
hacia el destino elegido,
que como meta
no sea el infinito.

Isabel F. Bernaldo de Quirós
(De mi libro “Al son de las mareas”, Ediciones Vitruvio, 2014)

A Ana Centellas (https://anacentellasg.wordpress.com/) con admiración y cariño.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | 29 comentarios

“Empacho y malestar”

Artículo

Con este título, “Empacho y malestar” publiqué un artículo en el diario La Nueva España de Oviedo (Asturias) con fecha 10 de diciembre de 2010. Y al retomar su lectura he sentido una gran pena por su desgraciada actualidad.

Lo comparto con vosotros, amigos.

“Empacho, eso es lo que siento en estos momentos, una especie de hartura acompañada de náuseas y retorcimiento visceral que nada tiene que ver -aunque los síntomas puedan ser parecidos-, a los provocados por un exceso culinario, o por algún virus o bacteria maligno.
Y es que, cada día que pasa, la situación socio-política-económica de nuestro país se encuentra en tan mal estado, que está logrando acabar con mis defensas por muchas que yo presumiera tener.
Me cuesta enormemente digerir ese “menú” contaminado, cocinado y distribuido sin piedad a la población por tantos eminentes especialistas en abusos de poder, tropelías varias, tejemanejes, incompetencias, injusticias, desgobierno, compra-ventas con el dinero de otros, negociaciones que no lo son, optimismo y pesimismo basados en la conveniencia partidista, golpes de efecto soterrados, y autoritarismos disfrazados de autoridad.
Son tantos los años practicando la irresponsable cultura del pelotazo, del engaño, del interés particular por encima del bien común, del sálveme yo y que se ahoguen los demás, del analfabetismo encaramado, del pasotismo frente a la corrupción, del todo vale, del yo no te acuso para que tu no me chives, y del estoy contigo pero frente a ti, que los responsables de todo este batiburrillo emponzoñado han conseguido que la mayoría de la población ya no pueda más, se sienta agotada y desconfiada, y sufra, como yo, de un malestar nauseabundo que afecta a lo más profundo de sus entrañas.
Y lo peor, es que la recuperación va a ser muy lenta y demasiado larga, pues son muchos los excedentes de tan dañinos “menús” que aún quedan por repartir”.

Publicado en Uncategorized | 37 comentarios