Hiparquia (Hipparchia) y Día Mundial de la Poesía

Hiparquia (Hiparchia)

Soy Hiparquia,
mariposa retenida en el camino
por filósofos que rechazan mi inteligencia  y mi interés
por las enseñanzas que predican.
Dejadme, progenitores míos,
que renuncie
a cuanto mi condición de mujer y aristócrata obliga.
Dejadme  sentir y proclamar mis ideas,
alcanzar la sabiduría de Crates
y libar del conocimiento Cínico de su filosofía.
Si me negáis este privilegio,
daréis muerte a mi destino.

Ya soy alma de mi ropa despojada.
Ya soy mi deseo.
Ya soy amor amante.
Ya soy vuelo apareado con Crates,
mariposa liberada de atavismos.

Isabel F. Bernaldo de Quirós

Coincidiendo con los equinoccios de primavera (hemisferio norte) y de otoño (en el hemisferio sur),  el 21 de marzo es un día de especial celebración para los poetas y amantes de la poesía.
Mi más sincera felicitación a todos y que disfrutéis de este gran día.

Os dejo aquí el mensaje de este año emitido por Irina Bokova, Directora General de la UNESCO.
Compuesta de palabras, coloreada con imágenes, tañida con la métrica perfecta, la poesía tiene un poder singular. El poder de arrancarnos de la vida cotidiana y recordarnos la belleza que nos rodea y la resiliencia del espíritu humano que compartimos.
La poesía es una ventana a la diversidad excepcional de la humanidad. En la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO se incluyen decenas de formas de expresión oral y poesía, desde el duelo poético Tsiattista de Chipre o la poesía cantada Ca trù de Viet Nam hasta Al-Taghrooda, la poesía cantada tradicional de los beduinos de los Emiratos Árabes Unidos y Omán. La poesía es tan antigua como el lenguaje, y en los períodos turbulentos es más necesaria que nunca, como fuente de esperanza, como manera de compartir lo que significa vivir en este mundo.
El poeta Pablo Neruda escribió que “la poesía es siempre un acto de paz”. La poesía es única por su capacidad de hablar a través del tiempo, el espacio y la cultura, de llegar directamente a los corazones de las personas de todo el mundo. Es un manantial de diálogo y entendimiento y ha sido siempre una fuerza para desafiar a la injusticia y promover la libertad.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , | 36 comentarios

Hoy dejo paso: “Me hierves, 8 de marzo”. De Carlota Martínez

Carlota es Educadora Social en los Servicios Sociales de atención primaria en el distrito de La Latina (Madrid) con familias en situación de riesgo y conflicto social. Además de ser una excelente profesional, Carlota es una gran escritora y poeta. Y gran amiga de sus amigos.

Muchas gracias por permitirme compartir en mi bitácora tu magnífico artículo.
Quien desee consultar su blog le dejo el enlace:

http://lullabysong1974.blogspot.com.es/?zx=ff47f7fab05432c1

Me preguntas con descaro, Carlota, ¿por qué no te cambias el icono? ¿Por qué no te haces eco de…? Heredera de una diplomacia prudente, contesto con una sonrisa silenciosa. Creo que la lucha está en otro sitio pero respeto cualquier forma de lucha, la que sea. Acostumbrada a lidiar cada día en las postrimerías de esta sociedad enferma, cambiar un icono, o compartir sin descanso se me hace tremendamente tedioso y perturbador. Porque me siento tremendamente perdida, a veces, con esa mujer de discurso tan doloroso que me salta las lágrimas, a la que intento convencer, con cautela, de que, quizá, eso que vive, no es sanador, ni reparador. NI ES LO QUE MERECE.
Esa mujer que vuelve con ímpetu convencida y a la que ya no veo en la siguiente entrevista y cuando la veo, tiene un rastro de ojo morado y tengo que escuchar esa manida historia del golpe con la puerta… con mi corazón en un grito de impotencia escuchando las maravillas de su pareja, lo bien que todo lo hace, claro, fenomenal, lo hace fenomenal todo, hasta quitarte la palabra cuando te pregunto a TI…

Me cuesta un mundo tener entrevistas con esos hombres, tan pagados de si, tan jodidamente chulazos, con esa media sonrisa mediocre pintada en la boca mientras me miran…, que me dan unas ganas de arrancársela…., que me sacan una mirada de odio que me desposee de cualquier atisbo de ternura… Se me dibuja la repugnancia.
En el trabajo, he tenido que lidiar con realidades que me han quitado las ganas de sonreír. Aquella abuela acogedora cuya hija fue asesinada y descuartizada por su pareja delante de su hija de 2 años; aquella mujer que salió huyendo con uno de sus hijos en brazos, dejando al otro con un psicópata salvaje, al que con el tiempo recuperó, destrozado y pidiendo a gritos que rescataran a su otro hermano, cuya madre desapareció sin rastro; y el niño irrecuperable emocionalmente para la causa…
Niños, niñas, abusados, maltratados…los grandes olvidados.  Situaciones extremas de violaciones, pérdidas de bebes por golpes, secuelas físicas infinitas, niñas de 14 años con pulsera, almas en jirones imposibles de coser…

A estas alturas de la película, me nace el odio y la náusea. Me sale un instinto criminal. Me cansa el discurso de la asertividad y de las políticas y esas mierdas. Me surge la confusión y el no saber por dónde tirar cuando tengo delante una mujer maltratada, invisible… incluso cuando veo, que yo misma he podido serlo en algún modo y,  con tanto que se y conozco, también siento que esta lucha es compleja y me marea. Porque sus formas son tan sutiles… lo visible es lo otro, el ojo morado, el golpe, el asesinato de mujer y/o hijos como expresión máxima de crueldad, indignidad y puerilidad, psicopatía extrema.

No voy a entrar en los comentarios de las denuncias falsas y esas escorias, porque entonces ya, voy directa al ictus por ira, porque es una nimiedad frente al feminicidio que se está viviendo. Lo siento, aun conociendo también casos y doliéndome en ellos también. Ponme datos en la mesa, analicemos si quieres, no tengo ningún problema, pero no comparemos, no comparemos…

Humildemente, no sé por dónde luchar, porque si en mi día a día te acicateo y pongo el riesgo en la mesa, sólo se me ocurre algo tan bruto como denuncia = extinción y, por favor, menos cachondeo, yo sé que resulto muy graciosa y sarcástica cuando hablo de “mis chicos sicarios”, pero esto es serio, no es para tomarlo a chanza. Nos matan, nos asesinan, y les sale rentable a los desgraciados que lo hacen. Ya solo se me ocurre atajar por la calle de en medio y acabar con las moscas a cañonazos… y no, no tiene ni pizca de gracia.

 
Pinturas de Osvaldo Rugani

 

Poema a Carlota:

Bravo tu sangre brava
tu letra brava
tu arrojo bravo
y tu trabajo bravo.

Me siento icono bravo
eco de tu artículo bravo
que te acompaña en ese odio bravo
que vomita el asco en repugnancia,
brava.

Isabel F. Bernaldo de Quirós

 

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , | 40 comentarios

Mis cuatro estaciones

Parece una paradoja que el invierno se muestre tan desnudo y silencioso frente a las inclemencias del tiempo, teniendo todas ellas por denominador común el frío.                        Y aunque comienza su temporada ilusionado, sobre todo pensando en el manto blanco con el que podrá cubrir de nieve montañas y valles, y poder convertir el agua en carámbanos, la superficie de ríos y lagos en pistas de patinaje, e incluso soñar en alcanzar la orilla del mar, llega un momento que se cansa. El frío le agota, los días cortos le pesan y la oscuridad de los días le deprime.

Así que antes de que su temporada se acabe, el invierno se arropa de primavera y hace que se desperecen algunas flores, árboles y otros seres adormilados. Y no es extraño que la primavera recele de ello, pues es consciente de que es a ella a quien le corresponde esta función.

A la primavera le gusta destacar sobre las demás estaciones, ama todo lo barroco y así lo hace saber con su vestimenta y la música que le acompaña. Ofrece jornadas luminosas y temperaturas agradables para que culminen su despertar semillas, hojas, flores y animales, y que se inicien con ella cortejos y apareamientos.

Pero… ¡ay! su humor es muy cambiante, incluso ella lo reconoce, por eso le da por nevar en mayo o hacer que suban los termómetros como si fuera agosto.

Cuando le toca el turno al verano, éste no sabe si es él o si es primavera de lo mucho que ésta se aprovecha de sus temperaturas. No obstante, el verano presume mucho de su solsticio, ya que proporciona la noche más corta y el día más largo del año a muchos seres que esperan felices este gran acontecimiento.

Durante el periodo estival, surgen nuevas vidas a las que les entusiasma el calor, pero también hay otras que deciden terminar su actividad y optar por el reposo. Es tiempo de soles y girasoles, de cobijo bajo la sombra de los árboles, de añiles y golondrinas en el cielo, de noches estrelladas y de grandes lunas que alumbran amores.

El otoño comienza su andadura bastante perezoso, no le gusta demasiado el calor que suele padecer en sus inicios, aunque le consuela saber que la noche y su frescor van ganando minutos a los días.

Aunque le molesta reconocerlo, el otoño siente celos de la primavera, porque sabe que es la reina de los sonidos y colores. Por eso decide, antes de que los árboles y arbustos entreguen al viento sus hojas, que cambien sus coloraciones y convivan en su paleta los verdes, amarillos, ocres y rojizos, y presumir después de la belleza de los paisajes que pinta.

Y mientras tanto, y aprovechándose de los fríos más fríos que en este tiempo ya dominan en otros lugares, le gusta contemplar la llegada de las aves migratorias que trazan hermosos diseños en el cielo y llenan de nuevos sonidos las aguas someras y los campos.

Es evidente que mis cuatro estaciones tienen muy clara su identidad pero ninguna de ellas renuncia al mestizaje.

Isabel F. Bernaldo de Quirós

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | 63 comentarios

Contrapunto y armonía en las reuniones

reuniones

Somos testigos, con demasiada frecuencia, de lo difícil que es mantener una conversación fluida y respetuosa en cualquier tipo de reuniones. Entre los miembros que las conforman no suelen faltar quienes interrumpen a los demás en sus exposiciones, independientemente del tema que se aborde.
Tampoco suele faltar quien para defender su postura incurra en el insulto o en la descalificación del contrario, o aquél que disfruta escuchándose a sí mismo y convierte su intervención en un eterno y blindado monólogo.
Con el fin de acallar a este tipo de personas suele establecerse un contraataque dialéctico, lo que hace que las voces de los participantes se superpongan y se conviertan en desafinados pentagramas sonoros.

Creo que Johan Sebastian Bach, maestro de maestros en la técnica de la composición musical denominada Contrapunto -en la cual se combinan voces o líneas melódicas superpuestas para lograr un equilibrio armónico-, no tendría mucho éxito si lo hubiera llevado a la práctica con la superposición de voces del lenguaje que se practica en las reuniones.

Pero sí lo podría conseguir con la Armonía, hija del Contrapunto, ya que las personas tendrían la posibilidad de marcar un ritmo conformado, basándose principalmente en los intervalos, en el enlazamiento de diálogos y en su contextualización, al igual que ocurre en la música, en la que el compositor controla la simultaneidad de los sonidos de tres maneras:
1. Cómo suena cada acorde aisladamente (cada voz humana en nuestro caso).
2. Cómo responde un acorde (la voz humana en la reunión) al relacionarse unos con otros.
3. La función que cumple cada acorde (la de cada una de las voces y opiniones surgidas).

Parece evidente, pues, que en las reuniones no sólo importan los asuntos que en ella se traten, sino cómo se dirigen y cómo se abordan las formas, el ritmo y el tono de voz utilizados, siendo todos ellos importantísimos indicadores de la educación de los participantes. Es conveniente practicar en ellas algo tan sencillo como es el oír, ver y callar, para después poder opinar individualmente con una mentalidad armónica, procurando convertir las reuniones en un tiempo distendido y amable, y poder disfrutar así de una estabilidad polifónica. Sin muros dialécticos, sin imposición de pensamientos, sin asfixiantes consejos, sin discursos banales, sin superposiciones disonantes.

Isabel F. Bernaldo de Quirós

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | 38 comentarios

Implicarse

Implicarse en la vida y con la vida de las personas que sufren, es noble actitud que distingue al ser humano del resto de los seres vivos. O quizá… ¿debería serlo?

Aunque esta duda me asalta con frecuencia cuando cada día soy testigo de tantos horrores humanos, también sé, que por fortuna, son infinitamente más las personas que se implican en salvaguardar vidas y libertades. Y muchas de ellas de forma altruista. Y su valor es impagable.

Con esta pequeña introducción he querido conduciros hacia la última entrada que ha hecho Cristina Fraga -gran amiga y autora del blog “Espacio de Cristina”–  en la que nos da a conocer  “La maternidad suiza de Elne”  que no hace mucho  tuvo ocasión de visitar. Su reportaje es conciso pero intenso, muy bien documentado, altamente emotivo. Y conmovedoramente humano.  Palabras clave: guerra civil Española, exilio, emigrantes, mujeres y niños en desamparo. Muerte. Pero también, VIDA. Vida alumbrada por voluntarios suizos entre la que destacó  una muy joven y valiente mujer:  Elisabeth Eidenbenz.

la-maternidad-de-1

Imagen realizada por Cristina Fraga

Os invito a que lo visitéis, no os defraudará. Os dejo su enlace:

https://cristinafra.wordpress.com/2017/02/06/la-maternidad-suiza-de-elna/

Muchas gracias querida Cristina.

Isabel F. Bernaldo de Quirós.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | 30 comentarios

Agua dorada

Agua dorada es un poema que he querido traer aquí como recuerdo a la conmemoración del “Día Mundial de los Humedales” que se celebra cada 2 de febrero desde su aprobación en 1971. A menudo se nos olvida la importancia de la conservación de estas extensiones de aguas dulces o salobres, fundamentales para el desarrollo y renovación de muchas vidas.
Pero para quien los contempla, los humedales son también esencia del más puro sentimiento poético.

Agua dorada

Agua dorada del largo ocaso,
que conviertes al ave
que por tu superficie se pasea
en un ser de dos cabezas
y larga estela de cometa.
Sombra en ella reflejada.

Agua serena y plácida,
que ya bostezas casi adormecida en la laguna.
Ya está aquí el silencio de la noche,
negro cormorán entre tus alas.

Isabel F. Bernaldo de Quirós

Os dejo un audio-vídeo hecho por mí. Espero que os guste aunque os pido disculpas por sus imperfecciones pues estoy en pleno periodo de aprendizaje.
La música es de Edvard Grieg (Concierto para piano, Op. 16)

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , | 54 comentarios

Hoy dejo paso… A María G. Vicent

He querido dejar paso en esta ocasión a María G. Vicent, conocida de todos cuantos admiramos su excelente trabajo literario reflejado en novelas como “En clave de pasión desde Marylevone” y “La fragilidad de las Ipomeas”, o aquél que lleva a cabo en su magnífico blog “Te miro me miras… Nos miramos”.

Precisamente hoy ha hecho una entrada en su blog -que dice dedicar a una amiga muy querida- editando un bellísimo poema que me ha tocado el corazón. Quizá porque María es experta en ello, he querido hoy, precisamente hoy, hacer que se sienta correspondida acogiéndola en este rincón de palabras y sentimientos y hogar que tantas veces compartimos.

Con tu permiso, María, le pondré nombre a tu poema: Un niño llora.
Gracias, amiga.

nino-chakvetadse

Nino Chakvetadse

Un niño llora

Cae la cortina de la tarde,
y en el escenario de la vida,
un niño llora.
¿Quien inventó el miedo?, me pregunta.
Los hombres lo hicimos.
Sembramos extraños amaneceres
de aristas afiladas,
y le pusimos nombre al odio y al rencor.
Dibujamos en tonos oscuros,
lágrimas en los ojos de un niño, de un anciano,
y le llamamos pena y soledad.
Convertimos los atardeceres en fuego,
en aras de un dios desconocido,
y le nombramos dolor y tristeza.
¿Desaparecerá el miedo?, me preguntas.
Desaparecerá en tu mirada, le contesto,
cuando en ella
sólo brille la esperanza y la libertad.

María G. Vicent
https://temiromemiras.wordpress.com/2017/01/30/travesuras-de-wordpress/

Os dejo un audio que hice del poema. La música es de Camille Saint-Saëns (El cine, del Carnaval de los animales).

nino-chakvetadze-400

Nino Chakvetadze

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | 27 comentarios