El regreso

Cuando abrimos la puerta de nuestra casa después de regresar de un viaje -por interesante y maravilloso que haya sido- nos damos cuenta de lo mucho que hemos añorado nuestro hogar. Su olor, su calidez, el colchón donde ya hemos hecho nido, la comida casera, nuestro rincón de lectura, el paisaje que vislumbramos desde nuestras ventanas: la rutina de las aves, los árboles que los acogen, el desfile de vecinos, el repartidor de correos, las horas de los perritos y sus amos, el gato cotilla de la ventana de enfrente…

Pero todo ello se acentúa mucho más cuando celebramos el regreso del “viaje” de un hospital, y damos las gracias y aspiramos profundo y sentimos que el corazón palpita como si fuera la primera vez que nos acoge la casa.

Y ya, con el espíritu tranquilo, es el momento de hacer un amplio repaso a los días y a las personas que hicieron posible nuestra vuelta. Y damos las gracias, una y otra vez en silencio. Después a viva voz, aunque la voz esté debilitada, o escribiendo, aunque las manos se sientan perezosas.

Amigos, muchísimas gracias por vuestras generosas demostraciones de ánimo, afecto y cariño.

EDOUARD VUILLARD Édouard Vuillard

Publicado en Uncategorized | 26 comentarios

Nuevo “viaje”

Ya tengo todo preparado para salir de viaje:
muda de fin de semana, bolsa de aseo, zapatillas, un libro de poemas y mis gafas de lectura. Con ello he llenado la mitad de la maleta.

La otra mitad la he ocupado con un poquito de inquietud, cosquillas en el estómago, muchas dosis de confianza, sueños apacibles de una nada que dormita anestesia, y más dosis de esperanza que confía en el regreso.

Al miedo no le he dejado espacio. Y protesta. ¡Lo siento!
Ahí te quedas.

¡Hasta pronto, amigos!

crucedecaminosII

Pintura: “Cruce de caminos” de Juan José Vicente Ramirez

Publicado en Uncategorized | 32 comentarios

Al amanecer

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , | 28 comentarios

Hoy dejo paso a Chelo Puente y “La vida espuro relato”

Sobre mi mesa de trabajo descansan unos cuantos libros pendientes de lectura. Algunos han de esperar a que el tiempo me acompañe para transitar por ellos con la continuidad que requiere su lectura, razón por la cual -y por mi conocimiento literario sobre la autora-, decidí abordar “La vida es puro relato” de Chelo Puente, a la que muchos conocéis por su blog “La librería de Chelo”: https://lalibreriadechelo.wordpress.com

Este libro consta de 88 narraciones en la que tienen cabida, tal como indica la autora en su prólogo, “relatos, microrrelatos, mails a un amigo imaginario, anécdotas de cuando era librera y algunas reflexiones”. Un libro que, desde el principio, intuí que iba a bendecirme con muchas sonrisas -no en vano Chelo Puente eligió como apertura del mismo el poema “Bendigamos la risa” de Rubén Darío.

Y no me equivoqué. La lectura avanzó rauda entre historias, sonrisas, reflexiones, ternura e ironía, con un lenguaje limpio, ameno y coloquial. Sorbo a sorbo, su prosa fue apagando mi sed de lectura mucho antes de lo que había imaginado, no podía dejar de leer… quería más. ¡Excelente brebaje, Chelo!

Os dejo aquí una pequeña muestra, alguna gota de las que aromatizan su libro. El resto, corre de vuestra cuenta, adquirir y disfrutar con “La vida es puro relato”.

DISTANCIAS

Las grandes distancias se recorren
día a día
paso a paso
libro a libro
y beso a beso.

PUNTOS

Él le puso puntos suspensivos a su relación.
Ella fue más allá: le borró los dos últimos, saltó de renglón y pasó página.

QUIÉN IMPORTA

Hay un momento en la vida en el que te das cuenta quién te importa, quién nunca te importó, quién no te importará más, y quién te importará siempre.
De modo que no te preocupes por las personas que formaron parte de tu pasado, porque si ahora no está en tu presente, es que había alguna razón para que no estén en tu futuro… o sí.
Nunca se sabe.

Me quedo con las ganas de poder ofreceros todo lo que guarda esta “antología literaria”, pero como dije anteriormente, os toca a vosotros descubrirlo.

Publicado en Uncategorized | 21 comentarios

Agradecimiento y poesía

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , | 36 comentarios

Hay muchas maneras de llegar al corazón

Hay muchas maneras de llegar al corazón.

Puede que alguien o algo le alcance y provoque en él días de niebla y paisajes sin horizontes, o días luminosos caleidoscópicos. En ambos casos, el corazón siempre responde a las emociones aunque no siempre permita sentir el cambio en el ritmo de sus latidos.

Alguien o algo van a provocar en él cambios que nada tiene que ver con paisajes emocionales, sino con el desajuste pertinaz de su acompasado ritmo. Un ramillete de catéteres serán los encargados de avanzar por delicados y sinuosos caminos hasta llegar al corazón y poner en evidencia a los autores de su desvarío.
Ella estará sumida un sueño profundo.
Confiada.

¡Hasta pronto, amigos!

Publicado en Uncategorized | 35 comentarios

El camión de cartón

Aún tenemos muy recientes las fechas de las navidades, de la lluvia de regalos que reciben los niños fruto de esta sociedad sumida en el consumismo. Amparados en la ilusión de su inocencia, se buscan y rebuscan objetos que llenan los estantes de su mente y rebosan los de sus habitaciones. Pero los ojos de su felicidad suelen tener una mirada distinta a la de los adultos.
Os dejo un vídeo que tenía grabado de un poema que trata de ello y de la hermosa sintonía entre nieto y abuelo.
Gracias y un abrazo.

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | 29 comentarios